ICS Abogados

ASUNTOS PRÁCTICOS SOBRE LOS PROCESOS DE CONSULTORÍA PARA EMPRESAS FAMILIARES

Publicado por Laura Montero el 12-sep-2017 9:15:00

¿Qué es una consultoría para empresas familiares?

Se trata de un proceso de acompañamiento, que tiene el objetivo principal de buscar la continuidad de la empresa familiar, y la protección de la familia empresaria.

Recomendado: La sucesión en la empresa familiar

Por medio de sesiones de trabajo preparadas por un experto en el tema, la familia empresaria encontrará la manera de prepararse adecuadamente para la correcta transición de la empresa, entre generaciones, propiciará un ambiente que le permitirá construir una visión compartida, y fortalecerá los lazos entre sus miembros, al permitir el desarrollo y la práctica de habilidades vitales para las familias empresarias, tales como comunicación asertiva, negociación y resolución de conflictos.

Los procesos de consultoría para empresas familiares, buscan la educación y formación de los miembros de la familia en temas propios de empresa familiar, así como del mismo giro de negocio de la empresa, facilitando la convivencia familiar y el trabajo conjunto, y permiten la identificación de áreas de mejora de los miembros de la familia.

En términos generales, gracias a este proceso de trabajo y formación, la familia empresaria se preparará adecuadamente para enfrentar situaciones complejas que el tiempo y la experiencia han demostrado que afectan frecuente y gravemente, a las empresas familiares.

  

¿Cuándo debemos iniciarlo? 

Este tipo de procesos serán de muchísimo beneficio, cuando estamos frente a empresas que han demostrado ser rentables con el tiempo, y en las que vale la pena invertir más, para obtener un mayor valor intrínseco en ellas.

Asuntos prácticos sobre los procesos de consultoría Una buena manera de saber si la empresa vale la pena continuarla, es cuando logramos identificar un interés compartido, de varias generaciones de la familia, de participar en la operación o en la dirección de esta.

Además, será vital iniciar estos procesos, antes de que exista un conflicto en la familia. Los conflictos en las familias empresarias, son sumamente complejos y desgastantes. Éstos, son responsables de más de un 60% de la mortalidad de las empresas familiares. 

Lo anterior, sin embargo, no significa que si ya existe un conflicto, no es posible iniciar un proceso que a la final, será de tantísimo provecho para la empresa y para la familia. Lo que significa, es que de previo, deberemos concentrarnos en resolver el conflicto. 

Si es usted el emprendedor, o junto con su esposo o esposa, son quienes comenzaron la empresa, vale la pena que piensen seriamente en iniciar este proceso cuanto antes. Mientras sus hijos estén todavía pequeños, todo será mucho, muchísimo más sencillo, y se evitarán muchas lágrimas, dolores de cabeza y roces y heridas innecesarias entre hermanos. 

Es nuestra experiencia, sin embargo, que la gran mayoría de estos procesos, comienzan por el interés (bien intencionado, la mayor parte del tiempo) de un miembro de la segunda generación que visualiza a corto o mediano plazo, el proceso de transición, entre generaciones, de la empresa, y que busca nuestra ayuda – como agentes externos objetivos – para que ese cambio se dé de la mejor manera posible.     

 

¿En qué consiste ese proceso de consultoría?

Va a depender de las características y, sobretodo, de las necesidades de cada empresa familiar. Por esa razón, inicia con una serie de entrevistas personales a los miembros de la familia, y a alguno que otro empleado clave en la organización (no siempre es así), que nos permitirá diseñar el proceso a la medida de cada empresa familiar.

Normalmente, el proceso abarca asuntos relacionados con la sucesión generacional (tanto patrimonial, como empresarial), gobierno corporativo (para el diseño y para la correcta implementación de los órganos de gobierno, empresarial y familiar) y protocolo familiar (entendido como ese acuerdo marco sobre cómo, en adelante, se relacionará la familia y la empresa).

En ocasiones, inclusive, requiere del apoyo interdisciplinario; de psicólogos, estrategas, financieros y abogados. 

Recomendado: ABC del nuevo impuesto a las personas jurídicas  

 

¿Quién debería acompañarnos? 

Sin lugar a dudas, el líder del proceso debe ser un profesional especializado en Empresa Familiar; una persona que conozca, a fondo, sobre estos temas; alguien con un título que respalde ese conocimiento.

Además, debe ser alguien con quien la familia se sienta cómoda y a gusto, ya que pasarán muchas horas, trabajando juntos.

Actualmente, hay una preocupante tendencia en el mercado costarricense: Profesionales de diversos campos, abogados y psicólogos, principalmente, están ofreciendo sus servicios para este tipo de procesos, sin ser especialistas en Empresa Familiar. En muchísimos casos, tratándose de abogados, ofrecen hacer protocolos familiares para empresas, que no distan de ser meros acuerdos de accionistas.

Los consultores de Empresa Familiar no hacemos, nosotros guiamos, informamos, preguntamos y propiciamos para que la familia empresaria acuerde, alcance, logre y construya junta. Somos facilitadores preparados, que disfrutamos enormemente compartir con familias que han comprendido la importancia de estos temas, para buscar la continuidad de la empresa familiar, sin lugar a dudas, pero más allá, para proteger y mantener unida a su familia.      

 

Laura Montero
Socia
División de Derecho Corporativo y Empresa Familiar
ICS ABOGADOS

 

 

ICS Abogados Contacto

 

Temas: ICS Informa